lunes, 10 de junio de 2013

Mejora tu Salud y tu Productividad


Por Javier Ruíz
Inspector Comercial Zona Norte
Previsión Mallorquina


Os hablaré sobre nutrición basándome en un documental que he escuchado recientemente. En él, se entrevista a una famosa química, escritora de varios libros sobre este tema, llamada Ana María Lajusticia que a sus 88 años es un vivo ejemplo de lo que se debe hacer con la alimentación.

Me resultó interesante no solo porque con pequeños cambios podemos mejorar nuestra salud, sino porque deja abierta una puerta a la esperanza en cuanto a la mejora en la productividad de este país ya que la relaciona directamente con nuestra mala alimentación.

Digamos que el resumen sería: "Hay que comer de acuerdo con el trabajo que se realiza y con los problemas de metabolismo que podamos tener ".  Parece sorprendente empezar por el resumen, pero es que esta frase es la base en torno a la cual gira todo su planteamientoDe entrada recomienda tener cuidado con el calcio ya que endurece las arterias y sin embargo hoy en día se está dando mucho más del que se necesita. Se está recomendando calcio a personas con buenos niveles de calcio en sangre .  

Un problema en cuanto a la alimentación en España es que no se desayuna bien. El desayuno como su propio nombre indica es la comida que sigue al ayuno más largo y que precede al trabajo más fuerte en la generalidad de las personas. Pues bien, el desayuno debe incluir proteínas ya que con ellas reparamos el deterioro de los tejidos, fabricamos anticuerpos y también neurotransmisores, es decir, la cabeza trabaja con los aminoácidos de las proteínas que comemos. Sucede que uno de los motivos del bajo rendimiento que tenemos en este país por las mañanas, es debido a que se han comido pocas proteínas o incluso ninguna. Por otra parte comemos tradicionalmente demasiado tarde y demasiada cantidad, lo cual nos impide rendir adecuadamente por la tarde ya que la digestión es demasiado pesada. Vivimos en el país en el que "se desayuna poco y se come mucho y tarde".  



La gente mayor debe evitar comidas ricas en colesterol y en triglicéridos, pero no así la gente joven. Nos encontramos con niñas que toman lo mismo que sus madres cuando las necesidades no son las mismas y toman la leche desnatada para no engordar lo que provoca una carencia de Vitamina D y vitamina A debido a la falta de grasas animales

Además de este déficit de Vitamina A y vitamina D, existe otro déficit en nuestra alimentación que es la falta de magnesio, debido al abonado que se utiliza en la agricultura. En las cosechas se obtienen 20 kilogramos de magnesio por hectárea y año (lo cual según esta mujer es poco), por lo tanto los alimentos cada vez tienen menos magnesio y las personas estamos empezando a tener problemas por este déficit. Algunas de las manifestaciones son las contracturas, los calambres, "se nos sube la bola" como se suele decir o ese molesto latir de los parpados... incluso los suspiros son consecuencia de esa carencia ya que el magnesio interviene en la relajación muscularEsto es que cuando falta magnesio, los músculos no se relajan, entonces los músculos intercostales se van contracturando enviando una señal al cerebro de que falta oxigeno y por eso realizamos esas inspiraciones profundas para que entre oxigeno. Los productos más ricos en magnesio serían por este orden: el cacao (por lo tanto el chocolate negro), cuando una persona tiene una adicción importante al chocolate y no lo puede dejar esto implica una falta de magnesio, la harina de soja y las almendras, seguido de las avellanas, las nueces y las legumbres, y en general las semillas. Cuando la falta de magnesio es severa, se pueden producir arritmias y otros riesgos importantes.  Achaca esta química también a la falta de magnesio la cantidad de muertes repentinas que se están experimentando en deportistas de élite aparentemente sanos.

alimentos que aportan magnesio
En cuanto a la cena, debe de tener relativamente pocas calorías y debe contener verdura y pescado. La verdura nos da fibra y nos sacia aportando pocas calorías, y el pescado porque los aceites de pescado son ricos en omega 6 y en omega 3 que son esos ácidos grasos polisaturados que benefician la circulación evitando la creación de trombos. En cuanto a la fruta con moderación, como mucho una pieza de fruta ya que después vamos a ir a descansar y lo que se hace con la fruta es obtener unidades de trabajo debido a la glucosa. Las proteínas en la cena son un alimento inútil ya que éstas se utilizan para regenerar tejidos y generar neurotransmisores, pero solo se mantienen en sangre durante 5 horas después de su digestión, el resto se elimina en la orina, con lo cual nos levantamos en ayunas de proteínas.


En resumen, deberíamos hacer un desayuno fuerte y rico en proteínas mientras que la cena debería ser mucho más ligera.                                                                         

Consejos prácticos para mejorar el día a día.

Fuente:  Conferencia Ana María Lajusticia 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario, ¡¡ gracias !!