lunes, 15 de abril de 2013

Microseguros


¿Qué son?

Originalmente, el microseguro era un seguro dirigido a personas que tenían un nivel socioeconómico bajo cuya protección giraba alrededor de los peligros, muerte, que pudiera padecer el cabeza de familia que aportaba dinero al núcleo familiar para su sustento, asimismo, se brindaba una protección al hogar ante posibles catástrofes naturales que pudieran desorganizar la estructura familiar. El elemento diferencial básico era el bajo coste de este tipo de seguros, limitando obviamente la cobertura aseguradora, pero consiguiendo de este modo dar una protección que pudiera minimizar la pobreza del segmento al que se dirige. A modo de ejemplo, una familia como las descritas cuyo cabeza de familia tuviera un seguro de vida y causara muerte, permitiría que durante un tiempo, la familia pudiera seguir haciendo frente a sus necesidades básicas.

El microseguro comienza a promoverse en América Latina desde finales de los 90, aunque realmente nace en Estados Unidos a principios del siglo XX donde se vendían incluso en las puertas de la fábricas (los seguros para la industria de la Metropolitan Life Insurance). No obstante, en la actualidad y dada la coyuntura mundial, es cuando más se están popularizando, momento en que las aseguradoras ven mayor proyección de crecimiento para esta línea de productos. América Latina tiene un mercado potencial para estos microseguros de 250.000.000 de personas y tan sólo 10.000.000 de personas disponen de alguno/algunos de estos productos. La brecha está abierta y queda mucho trabajo por delante.

Los principales riesgos que cubren estos microseguros se focalizan en:

  • microseguros de vida y planes de jubilación
  • microseguros de pérdida de salud (hospitalización, asistencial, maternidad...)
  • microseguros de incapacidad/discapacidad, desempleo
  • microseguros para catástrofes naturales (pueden afectar o ocasionar daños a la casa, el negocio o la cosecha)
  • microseguros de responsabilidad civil hacia personas en automóviles

Más del 40% de las aseguradoras en América Latina comercializan microseguros representando el 5% del total de las primas que se recaptan.

Como indicábamos en párrafos anteriores lo fundamental es que la prima cobrada por estos productos sea la apropiada para un público con bajos ingresos, para ello, el análisis del público objetivo debe ser muy minucioso, la reducción de gastos administrativos también es básica (debemos minimizar al máximo los costes de la póliza), y prever la demanda que se puede generar, no dejan de ser productos masa.

Si entramos en el portal de INESE y efectuamos una búsqueda nos aparecerán decenas de reseñas sobre los microseguros, principalmente de América Latina. Una de ellas, además de interesante, por tratarse de una compañía española, arroja el siguiente dato: en 2012, Mapfre, cerró con 5,5 millones de pólizas de vida vendidas en México, 2 millones de microseguros más que el año anterior... Una cifra a tener en cuenta.

¿Y en España? ¿Tiene cabida el microseguro?

Desgraciadamente, según la óptica por donde se mire, la situación actual nos ofrece todos los ingredientes para que estos seguros tengan su segmento tal y como el informe sobre crisis, desigualdad y pobreza de Intermón Oxfam del pasado mes de diciembre expone.

Condicionantes: salarios bajos, tasa de desempleo elevada, 27% de porcentaje de pobreza en el país lo que supone cerca de 13 millones de habitantes y que, según el informe, podrían llegar a 18 millones en 2022.

Todos nosotros lo estamos percibiendo en los últimos meses, cada vez es más difícil vender, y poder mantener, una prima de más de 500 euros en un seguro, la tendencia descendente nos esta llevando por debajo de los 300 euros de media, y eso que el público al que nos dirigimos es el segmento todavía pudiente, medio, segmento que cada vez es más sensible al coste de las primas. Esto significa que en paralelo está creciendo cada vez más el segmento de pobreza al que sí encajan los productos microseguros. Podríamos decir, que al igual que en América Latina, podemos ofrecer una cobertura ‘social’ que palie los efectos adversos que pudiera padecer este segmento, y por otro lado, una nueva línea de negocio que permite el desarrollo de nuevos productos y un nuevo mercado.

...

A colación con este tema, nosotros, en Previsión Mallorquina, lanzamos un producto en el último cuatrimestre de 2012 que podríamos llegar a catalogar de microseguro, no por el público objetivo al que se dirige puesto que en este caso nuestro espectro es amplio y abarcamos todo tipo de público, pero sí por los condicionantes de precio bajo, cobertura específica, reducción de costes del producto y máxima facilidad para su distribución, estamos hablando de nuestra cobertura Hospitalización por Accidente deCirculaciónque muy posiblemente ya conozcas.

Danos tu opinión sobre el microseguro y sus perspectivas.

Comunidad pm


Fuentes: Inese, Condusef, Fasecolda, eleconomista.com.mx, Redcumes, Intermon Oxfam, Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario, ¡¡ gracias !!