lunes, 29 de abril de 2013

La evolución del Móvil


Por Jordi Conchello
Responsable Redes y Sistemas (TI)
Previsión Mallorquina

¿Alguien se ha dado cuenta de cómo han evolucionado los móviles? 

No hace demasiados años, si escuchabas a alguien hablar en voz alta era síntoma de que te encontrabas paseando cerca de un psiquiátrico. Ahora, no sólo es bastante común escuchar a la gente hablar en voz alta, sino también verles gesticular como a un entrenador de fútbol con 10 goles en contra.

Los móviles han cambiado nuestra vida, eso es algo que no se puede negar. Tanto como el microondas ha cambiado la vida del soltero. Antes, tenías que esperarte en casa hasta que te llamaran, sentado en el sofá mientras adorabas aquel pedazo de plástico gris con su cable enrollado.

Hablando de aspectos que no son iguales. Antes los móviles tenían antenas por fuera, ahora se llevan por dentro, como los beneficios de un yogur con bífidus.

Hubo un tiempo, en los que la elección de un móvil dependía principalmente de un único motivo fundamental: ¿tiene el juego de la serpiente o no? 

Nokia consiguió ser referencia mundial en el mundo de los teléfonos móviles, no por alta tecnología, no por sus magníficas carcasas intercambiables – que también -; sino por la exclusividad del juego de la serpiente. Un magnífico ejercicio de abstracción nos permitía ver una serpiente – con una sorprendente capacidad para hacer crecer su cuerpo – donde había una línea recta; y manzanas que aparecían de la nada donde había un cuadradito del tamaño de un píxel.

Todo eso pasó a la historia, ahora la gente es mucho más exigente. Ahora la clave es: ¿se puede jugar al Angry Birds?

Hemos avanzado, ahora al menos los juegos son de colores vivos. Y esto ha pasado porque han llegado a nosotros los famosos “smartphones”. Lo que algunos traducen como “teléfonos inteligentes”.

Para resumir rápidamente, un smartphone es un teléfono que funciona como un mini ordenador. Es decir, tiene un sistema operativo y puedes instalar aplicaciones externas para aumentar sus posibilidades. Y estas aplicaciones pueden hacer de todo, desde un calendario personal, un lector de libros o una aplicación que te indica donde está Teruel. (Teruel existe????).

A veces incluso da miedo dar cualquier idea ‘chorra’ sobre una aplicación de móvil, porque va otro la programa y se forra.

La mejor forma de comprobar las posibilidades del móvil es hacer una foto de lado que parezca que está mirando hacia arriba, dársela a una persona para que le eche un vistazo y observar detenidamente la hilarante situación. Gira el móvil, gira la cabeza, no se ve bien, gira el móvil, la cabeza, gira el móvil, no se ve, gira otra vez, se rompe el cuello, se ve de lado, la ve de arriba, vuelve a girar, ala y el móvil por la ventana.

¿Y que decir de la súper aplicación WhatsApp? Todo el día el teléfono vibrando, la gente no repara que puedes decirlo todo de una tirada en vez de enviar un mensaje con cada palabra.

Pero el otro día, investigando profundamente las posibilidades de mi terminal, descubrí una funcionalidad en la que probablemente casi nadie había reparado. Me sentí poderoso por un momento, incluso transgresor. Encontré… Encontré unas teclas escondidas en la pantalla táctil. Aparecieron unos números. Y me maravillé cuando descubrí, que oh, se puede llamar por teléfono. Hay que ver estos smartphones, son capaces de hacer de todo.

2 comentarios:

  1. Es fantástico que además sirvan para llamar por teléfono... Ahora el secreto está en los datos!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post Jordi, como evoluciona todo en muy poco tiempo, que sorpresas nos deparará la tecnología en un plazo corto?, lo veremos...

    ResponderEliminar

Déjanos tu comentario, ¡¡ gracias !!