lunes, 26 de noviembre de 2012

Men in Black: ya están aquí los de Siniestros


Por Vicente Álvarez Barrios
Responsable Área Siniestros
Dirección Territorial Noreste (Barcelona–Girona)


Estimados colaboradores. 

En este pequeño apartado vamos a hablar de lo inevitable, una vez contratada la Póliza: Tachaaaaaan... 

¡¡El siniestro!!

De hecho, es el objeto por el cual se contrata nuestro producto: el cubrir una contingencia, ya sea enfermedad o accidente, que esté amparada en nuestro condicionado, y que impida a nuestro Asegurado desarrollar su actividad laboral.

Con más concreción, nos gustaría comentar a grandes rasgos el tratamiento que damos al 'Siniestro' por parte de Previsión Mallorquina. Hasta ese momento, pasamos de ser una Póliza que nuestro cliente va pagando regularmente, a convertirnos en una entidad en la que intervienen personas con nombre y apellidos, personas que nos ponemos al servicio tanto del Asegurado, como de su Mediador.

Agilidad, profesionalidad y, por encima de todo, diálogo con el Mediador, son elementos esenciales con los que debemos trabajar día a día. Tanto en la tramitación, como en las visitas de seguimiento del proceso que afecta al Asegurado, procuramos estar a la altura que nos exige la Compañía líder en el ramo del subsidio diario.

No es pequeño el reto que se nos plantea en cada siniestro. Somos conscientes del trabajo que representa para el Mediador el conseguir vender una póliza (aún más en los tiempos que corren), y ello nos obliga a ser cuidadosos en el trato, a la vez que trasparentes en la información que facilitamos y/o solicitamos del Asegurado, desde la apertura del expediente de siniestro, hasta su finalización y consiguiente liquidación económica. Incluso en el caso de no cobertura o rehúse del mismo, la información y el diálogo deben ser primordiales.

Asimismo, de la Mediación solicitamos ser cuidadosos a la hora de la contratación. Evaluar correctamente el riesgo, y ser escrupulosos a la hora de confeccionar una declaración de Salud, documento base sobre el que posteriormente se confecciona la Póliza, para evitar preexistencias o conductas que puedan afectar el normal trámite de los siniestros. (Todos hemos conocido al amigo de un amigo que ha tenido la tentación de ir a trabajar estando de baja... pero vamos, en otro país, no aquí...). Incluso en estos casos, siempre que sea posible intentaremos consensuar con el Mediador los pasos a seguir.

En definitiva, entendemos que la mejor manera de prestar un buen servicio al Asegurado, es ir de la mano de nuestra Mediación, y ofrecer a nuestros clientes el servicio que esta Compañía viene dando desde hace más de cuarenta años.


Fuente: conocimiento interno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario, ¡¡ gracias !!